El proceso de envejecimiento facial se manifiesta, antes que en la arruga o en la pérdida de luminosidad de la piel, en la flacidez. Las mejillas se hunden y descuelgan, el óvalo cae, las comisuras de la boca se inclinan hacia abajo… Todo en mayor o menor grado según edad y genética.

Para recolocar las facciones en su sitio, existe la técnica del retensado facial, desarrollada con aplicaciones estéticas por Centro Policlínico Europeo.

+34 981 888 888